Ana Carrasco

La piloto Ana Carrasco. JORGE PARÍS

‘Ride like a girl’ (‘Pilota como una chica’), reza la camiseta con la que nos recibe Ana Carrasco. El lema es una reivindicación, pero más lo es lo que logró el pasado fin de semana: convertirse en la primera mujer que gana un Mundial de motociclismo.

Ana Carrasco saltó a la fama en 2013, cuando debutó en Moto3, convirtiéndose en la mujer más joven que corría en esa categoría con solo 16 años. Pero desde entonces el trayecto no ha sido fácil, un camino que siempre es más complicado siendo mujer en un mundo de hombres, como ella misma reconoce. Ahora, convertida en una pionera tras un logro histórico, reivindica su trabajo, su esfuerzo, y desea que sean más las mujeres que tengan protagonismo encima de una moto.

No sé si ha llegado a asimilar el éxito que has logrado. Es algo histórico. ¿Es consciente de lo importante que es lo que has conseguido?
Bueno, no he tenido mucho tiempo para asimilarlo, ha sido mucho trabajo, no he parado de hacer entrevista. Sí soy más consciente que el domingo de que es muy importante lo que he logrado.

¿Ha podido celebrarlo como se merece?
¡La verdad es que no! No hemos podido celebrar nada, vinimos desde Francia a Madrid y llevamos desde entonces sin parar. Tengo ganas de llegar a casa, con mi familia, mis amigos, y celebrarlo con la gente más cercana.

Se lo dedicó a Luis Salom (piloto fallecido).
Teníamos una gran amistad y cuando pasó lo que pasó me prometí que si algún día ganaba un campeonato del mundo se lo dedicaría a él.

¿Llegó a ver peligrar el título durante la carrera?
Durante la carrera no pensé casi nada en el campeonato. Salí a hacer el mejor resultado posible y esperar el fallo de los demás. Saliendo de tan atrás era difícil, pero con el margen que llevaba, haber sido regular durante el año, no haber cometido errores, me sirvió para, pese a hacer pocos puntos, llevarme el campeonato.

Sus últimos dos años en Moto3 fueron duros. ¿Cómo los recuerda?
En el Mundial de Moto3 estuve tres temporadas, y la primera fue la mejor, tenía mejor material y conseguí buenos resultados. Después los dos años siguientes fueron mucho más difíciles, tenía motos que no eran tan competitivas y los resultados no acabaron de salir. Además el último año tuve dos lesiones que no me dejaron competir a un buen nivel. Pero el primer año sí que conseguí cosas que fueron importantes.

Todavía se ven muy pocas mujeres en el Mundial de motos. ¿Qué falta?
Falta tiempo. Hace unos años faltaban mujeres que consiguieran buenos resultados, ahora que nosotras hemos podido ganar carreras, e incluso el campeonato, espero que de aquí a un tiempo sea más normal. Sé que será un proceso largo, que en la base empiecen más jóvenes a competir, y supongo que de aquí a unos años habrá más chicas corriendo, será más fácil llegar, el camino será más sencillo. Poner la tele y ver a una chica compitiendo será algo normal.
¿Qué le diría a una niña que está empezando y se lo está pensando? Cada persona tiene que hacer lo que le gusta, trabajar para conseguir sus objetivos. No hay que pensar en lo que opinen los demás. Hay que luchar por lo que uno quiere.

¿Es más difícil siendo mujer? ¿Siguen existiendo barreras?
La barrera existe, yo la he vivido. Ha sido difícil encontrar gente que confíe en que una mujer puede ganar. Al final esto es un deporte de equipo, aunque uno corra solo. La dificultad que yo he tenido siempre es encontrar gente que confiara que una mujer pueda ser la piloto número 1 de un equipo, que puede luchar por ganar. Sí es verdad que desde la victoria en Portugal, hubo un cambio. Demostrar que se podía ganar hizo que muchas personas empezaran a confiar. Eso me dio que pudiera competir este año para Kawasaki, con el material que necesitaba para competir por el título.

¿Es muy importante el físico en su deporte?
Es importante, pero el motociclismo tiene muchas partes, necesitas muchas cosas. Con técnica se pueden suplir muchas cosas. Cada piloto tiene sus cualidades y hay que saber explotarlas.

Ha compartido portadas con Valverde, otro ídolo murciano. ¿Preparada para la fama en su tierra?
Es algo a lo que no estoy acostumbrada, a ver cómo va todo. No he vuelto a casa todavía y no sé muy bien cómo están las cosas.

¿Cuál es su futuro?
Empezar a entrenar otra vez. Luego no sé si seguiré en la categoría. Casi seguro que continuaré siendo piloto de Kawasaki, tenemos que esperar un poco a ver la categoría, hay que cerrar aún el proyecto.

BIO: Nacida en Cehegín (Murcia) en 1997, en 2013 fue la mujer más joven en debutar en elMundial de Moto3. Con 20 años ganó su primera prueba en un Mundial de motociclismo, y este fin de semana se convirtió en la primera mujer en ganar un Mundial de motociclismo, en la modalidad Supersport 300.