Lorenzo, en el momento de su caída en Tailandia.

Jorge Lorenzo, en el momento de su caída en Tailandia. CAPTURA TV

El piloto español Jorge Lorenzo ha tenido que ser trasladado en ambulancia tras sufrir una grave caída durante la segunda sesión de entrenamientos del GP de Tailandia. El golpe, que se ha producido a unos 150 km/h, ha partido su Ducati en dos.

El balear se ha caído en la curva 3 del circuito, tras perder el control del tren trasero y salir volando para impactar contra el suelo. Inmediatamente, los comisarios del circuito de Burinam le han retirado en camilla para ser evaluado por los médicos.

Como se ve en las imágenes de Movistar+, lo primero que ha hecho Lorenzo al levantarse ha sido comprobar el estado de la pierna que tiene lesionada, por la que ha sido duda hasta el último instante para la disputa de esta carrera.

No obstante, tras pasar por los médicos, ha sido declarado apto para la disputa del resto del fin de semana, siempre que los dolores de la pierna se lo permitan y no vuelva a tener un golpe en la misma zona.

Davide Tardozzi, médico de Ducati, se ha mostrado optimista, pero cauto: “De momento, no hay gracturas evidentes. Desde Dirección de Carrera parece que el piloto es apto para correr. Ha sufrido un impacto muy grande y ahora hay que ver si será capaz de correr mañana. Lo bueno es que no hay fractura”.