Circuito Ángel Nieto

El Circuito de Jerez ha sido renombrado en honor al mítico Ángel Nieto. EFE

El respeto que tenía todo el paddock de MotoGP por Ángel Nieto era total. El ’12+1′ no sólo se convirtió en un referente para los pilotos españoles, sino para todos los motoristas que se dedicaban por la competición, fueran del país que fueran. Pero en los últimos tiempos, la relación del mítico campeón español con dos de los últimos grandes dominadores de la competición había sido muy especial. Tanto con Marc Márquez como con Valentino Rossi, la relación no era sólo de admiración mutua (porque Nieto sabía que eran los mejores del momento), sino incluso de amistad.

En el caso del italiano llegó a ser una relación más que cercana. Nieto y Graziano Rossi, padre de ‘Il Dottore’, compartían una gran amistad, lo que a su vez se derivó en sus hijos. Pablo Nieto fichó por el Sky Racing Team VR46, equipo de Moto3 propiedad de Valentino Rossi, en 2015, y dese entonces han mantenido una gran colaboración que va más allá de lo personal hasta colarse en lo profesional.

Hacia Márquez, Nieto nunca ocultó su querencia. El estilo agresivo del joven piloto español hacía saltar de la silla al zamorano, que nunca dudó en darle lecciones si así se lo tenía que hacer llegar, o incluso consejos. Y recibir consejos del mismísimo Ángel Nieto no es algo que puedan decir todos los pilotos.

La disputa de este fin de semana del GP de España en el renombrado Circuito Ángel Nieto de Jerez tiene un sabor a homenaje que, también Rossi y Márquez, deben respetar. Después de que las viejas ascuas de la enemistad se reactivasen y que el polémico estilo de Márquez le pusiese en la picota, tanto uno como otro no quieren que se ensucie la primera carrera en el circuito con el nombre de su maestro. Ambos quieren estar a la altura de su recuerdo, y si se van a encontrar en la pista, prefieren que no sea con polémica sino con una lucha limpia, como siempre recomendaba el añorado tridecacampeón mundial.