Marc Márquez sigue haciendo historia. El piloto de Cervera, a sus 25 años, ya se ha colado entre los mejores de la historia, después de ganar siete títulos mundiales -cinco de ellos en la categoría reina-, y tras conseguirlo además a falta de tres carreras, ha quedado claro que su dominio de la competición es en este momento muy alto.

“Si te soy sincero, después de Aragón te vas haciendo a la idea de que el título está muy cerca. Estaba buscando motivaciones y la mía era conseguir el título en la primera bola de partido era una obligación. Soy así. Me da pena que Dovizioso no esté en el podio con nosotros porque ha hecho un gran año”, aseguró Márquez a los micrófonos de Movistar Plus.

“Si llegábamos a la última vuelto juntos, Dovizioso tenía las de ganar. Cuando quedaban ocho vueltas lo intenté, pero cometí un error y él me pasó. Cuando he visto “Dovi out” ha sido difícil concentrarse para terminar la carrera“, prosiguió.

Además, Márquez reveló que tuvo problemas durante la celebración: “Se me ha salido el hombro y habrá que operar cuando acabe la temporada. Pero bueno, con la adrenalina no habrá problema, habrá que pegarse unos ‘bailoteos’ esta noche”, concluyó.