Viñales y Rossi en la presentación del Movistar Yamaha

Viñales y Rossi en la presentación del Movistar Yamaha, en 2017. EUROPA PRESS

El italiano Valentino Rossi y el español Maverick Viñales, que continuará dos años más como piloto de Movistar Yamaha, se presentaron ante la temporada 2018 del campeonato del mundo de MotoGP en la Casa del Lector del Matadero de Madrid con el mismo objetivo, pelear por el título mundial de la categoría reina desde el primer gran premio, de la mano del equipo Movistar Yamaha, cuyo lema de inicio es “Desafiar los límites”.

El nueve veces campeón del mundo de motociclismo, que cumple 39 años el próximo 16 de febrero, parte un año más con el claro objetivo de intentar optar a su décimo título mundial, que se le resiste desde 2009, cuando logró su último cetro de MotoGP.

Mientras, Maverick Viñales, que ya el año pasado partía con la vitola de favorito, necesita deshacerse del “mal rollo” que en 2017 no le permitió pelear por el campeonato prácticamente desde la tercera carrera, el Gran Premio de las Américas que se disputó en el circuito de Austin, en el que acabó por los suelos.

Una buena manera de comenzar la temporada para el piloto gerundense de Roses fue la de convertirse en el primer piloto que anunció su renovación, pues si en 2016 fue Valentino Rossi el que lo hizo para continuar hasta finales de 2018 (dos años más), al principio del Gran Premio de Catar, Viñales no ha tenido que esperar mucho para hacer oficial su continuidad en el equipo de Telefónica.

Ambos dispondrán de la nueva Yamaha YZR M 1 en su versión de 2018

Para conseguir su objetivo de luchar por el título de MotoGP ambos dispondrán de la nueva Yamaha YZR M 1 en su versión de 2018, si bien las características técnicas de las mismas, después de los problemas que el pasado año tuvieron con el chasis y con el neumático delantero, sobre todo, no se terminarán de definir hasta después de los entrenamientos que durante esta pretemporada van a realizar en los circuitos de Malasia, Tailandia y Catar.

Con la presencia del director general de Telefónica Movistar, Luis Miguel Gilpérez, el presidente de Yamaha Motor Racing, el japonés Kouchi Tsuji y el Consejero Delegado de la empresa organizadora del mundial, Dorna Sports, el español Carmelo Ezpeleta, y el italiano Massimo Meregalli, director deportivo del equipo Yamaha Racing, se desarrolló el acto de presentación del equipo, en el que los pilotos acabaron siendo los auténticos protagonistas.

Antes, Kouchi Tsuji reconoció que sus objetivos no son otros que “desarrollar las nuevas tecnologías y poder aplicarlas en la vida real, hacer conocida la marca Yamaha en todo el mundo y, por último, la evolución de Yamaha de sus motos de competición”.

“Nuestro patrocinador principal es el mejor que podíamos tener y nuestros pilotos, Valentino Rossi y Maverick Viñales, son los dos mejores pilotos, como también lo es el equipo y eso es lo que nos permite ser muy optimistas cada temporada”, comentó Tsuji sobre los valores de la escudería Yamaha.

“En 2017 alcanzamos las 500 victorias de Yamaha en el campeonato del mundo pero en 2018 el único objetivo es ser campeones del mundo y las estadísticas no dejan de ser más que eso, estadísticas”, reconoció el dirigente nipón.

El italiano Massimo Meregalli, director deportivo del equipo Yamaha Racing, fue el siguiente de los intervinientes en el acto, y resaltó la importancia de los entrenamientos realizados al final de la temporada, que marcaron las líneas de trabajo que ahora se tienen que confirmar con las nuevas jornadas de pruebas previstas tanto para Rossi como para Viñales.

“Esta temporada hay un nuevo circuito, el tailandés de Buriram, que será importante para probar en un nuevo circuito la base que se consiguió en Sepang y también para conocer la eficacia de las nuevas evoluciones para 2018, aquellas que permitan conservar los neumáticos, pues en 2017 la degradación de los mismos fue uno de nuestros principales problemas”, comentó Meregalli, que recalca su objetivo de luchar por el título mundial.